Beneficios del aceite de oliva

Seguramente hayas oído hablar de los numerosos beneficios del aceite de oliva, conocido también como el oro líquido de la dieta mediterránea, ¿Quieres saber todo lo que este producto puede aportarle a tu salud? Entonces no dejes de leer el siguiente artículo.

La composición nutricional del aceite de oliva virgen extra

La Fundación Española del Corazón (FEC) determina a través de diversos estudios clínicos realizados que la dieta mediterránea puede llegar a reducir hasta en un 30 % el riesgo cardiovascular y se considera que el aceite de oliva es uno de los principales protagonistas de este efecto preventivo.

No obstante  debes saber que existen distintos tipos de aceite de oliva y que el más recomendable para el paladar y la salud es el aceite de oliva virgen extra. El aceite de oliva virgen extra se extrae únicamente utilizando métodos mecánicos de presión en frío, lo que garantiza la adecuada conservación de todas sus propiedades, además, este tipo de aceite también destaca por ser el de menor acidez.

El aceite de oliva está principalmente compuesto por ácidos grasos, de los cuales más del 80% son insaturados, lo que significa que contienen un doble enlace de carbono, esto hace que la grasa sea más fluida y que no se adhiera a las paredes arteriales.

En el aceite de oliva virgen extra encontramos los siguientes ácidos grasos:

  • Grasas saturadas: Ácido palmítico y ácido esteárico
  • Grasas monoinsaturadas: Ácido oleico (Omega-9), ácido palmitoleico y ácido eicosenoico
  • Grasas poliinsaturadas: Ácido linoleico (Omega-6) y ácido alfa-linolénico (Omega-3)

Si bien estos son los componentes principales del aceite de oliva, es importante destacar los micronutrientes que contiene: hierro, zinc, fósforo y vitamina E.

¿Cuáles son los beneficios del aceite de oliva?

El consumo de aceite de oliva virgen extra en el contexto de una dieta saludable ofrece los siguientes beneficios para la salud:

  • Protege el sistema cardiovascular y ayuda a controlar los niveles de colesterol elevados y la hipertensión arterial
  • Regula el tránsito intestinal ya que mantiene lubricadas las mucosas digestivas
  • Por su alto contenido en antioxidantes (vitamina E y polifenoles) el aceite de oliva ayuda a prevenir el daño que ocasionan los radicales libres
  • Al tratarse de una sustancia grasa el aceite de oliva mejora la absorción de las vitaminas liposolubles (A,D, E y K), así como la de algunos minerales (magnesio, zinc, calcio y fósforo)
  • El aceite de oliva regula la secreción de ácido clorhídrico a nivel estomacal, ayudando a mantener estable el pH del organismo

La importancia del aceite de oliva en la dieta mediterránea

El aceite de oliva virgen extra se considera el bien más preciado de la dieta mediterránea, precisamente por ello es necesario seguir este modelo de alimentación si se quieren obtener todos los beneficios al comprar aceite de oliva de calidad, ya que este importante producto trabaja en sinergia con otros alimentos igualmente beneficiosos y típicos de la dieta mediterránea, como los productos frescos y sin procesar.

La dieta mediterránea también permite aprovechar uno de los más importantes beneficios del aceite de oliva, ya que la simple sustitución de grasas nocivas por grasas saludables facilita la pérdida de peso.