DEBERÍAMOS COMERNOS A BESOS
4.7 (93.33%) 3 votos

Nunca se deberían de tomar decisiones bajo el condicionante del estado anímico y/o emocional que se tenga en ese momento con un hombre/mujer sobre un tema de suma importancia, pero se toman. De la misma manera en que se toman, en ese momento se decide, por lo tanto, que esa persona con la que estás bajo un estado emocional dañino, tenga un poder sobre ti.

Un poder muy grande, un poder que es capaz de determinar cómo ha de ser tu vida en el presente y cómo será en un futuro. Esa persona tiene un poder que solo debería de tener sobre sí misma. Es decir, cedes tu poder.

Por no ser lo suficientemente fuerte, lo suficientemente segur@, por no quererte lo suficiente, por no saber lo que es correcto para ti, lo que te mereces…

Viniste aquí como un regalo del cielo para vivir, no deberías ser el regalo de nadie. Nadie debería decidir por ti, pero, sobre todo y más importante, no deberías dejar que decidieran por ti, debido a tres impulsos tontos tuyos.

No te regales, no te vendas. - difunde       

A tu madre le costó mucho parirte, sacarte adelante, para que ahora por tu falta de amor o tu falta de cordura, te “prostituyas”, te vendas tan barat@. Te diría que seas fuerte, te diría que te quieras, como te lo han dicho muchas veces, pero hoy por hoy, esto ya no solo lo digo por ti.

Hoy lo grito a la gente, por si acaso al final… alguien lo escucha y comprende…

Por si acaso, al final, estas palabras las necesite otra gente.

Compartir
Artículo anteriorEL INCIDENTE
Artículo siguienteBELCHITE VIEJO: MISTERIO ENTRE LAS RUINAS
Nacida un año después del cambio de década, avanzando por la vida entre peonzas, canicas y tazos. Sin un aspecto de su existencia en claro, pies en nubes y cabeza en barro. Siguió su camino la pequeña Eva, que, con ciertos brotes de aspecto sanitario, un día descubrió que sus delirios mentales y lingüísticos, provenían de su verdadera vocación: la creatividad e imaginación traducida en letras, de las emociones más profundas e intensas que uno no puede llegar a verbalizar.

12 Comentarios

  1. Muchísimas gracias chicos.
    Por supuesto que habrá más artículos de este tipo. Hasta que las personas no sean perfectas y no hagan del mudo un verdadero hogar, siempre habrá algo que reflexionar y aportar al resto.
    =)

    • La perfección es el arte de pensar y hacer con el corazón. Sin que los sentimientos que carecen del amor puedan hacer acto de presencia en las vidas ajenas.
      La mima vara de medir para todos suena bien, pero en realidad esa vara suele ser muy subjetiva.

  2. Ante todo GRACIAS por responder con tanta celeridad a mi segundo comentario.
    Puedes intentar conseguir la perfección en el arte de pensar, pero somos seres supuestamente en constante proceso de aprender, en pensamiento evolutivo. Y esa imperfección te ayuda a reflexionar, a pensar…para una evolución positiva.
    Qué es el amor sino esa aceptación de virtudes y defectos del prójimo?? En todas sus variedades.
    Suena bien todo lo que me has dicho, pero esa misma vara de medir, te ayuda a no perder trenes que te pueden ayudar a descubrir nuevos pensamientos y sobretodo a personas.Yo intento llevarla a cabo, siempre que sea bien recibida, con virtudes y defectos.
    Sin querer entrar en temáticas de “yo tengo la razón” respeto tu comentario y te seguiré leyendo desde la calma y el silencio.
    Feliz miércoles Eva 🙋

  3. jajajaj Bueno, soy bastante oportuna en el tiempo. 🙂
    Por supuesto, estamos en constante evolución y son de las experiencias de la vida tanto buenas como malas (normalmente malas) de las que siempre vayamos a reflexionar. No habría nada de aprendizaje si no fuera en base a esas dos primeras premisas.
    Para nada se llega muy lejos con el ego, aunque la tozudez en sí es buena, es lo que te hace querer defender ideas, derechos… etc. El tiempo dirá después si en tu vida valió la pena ese tipo de actitud y si has o no de cambiarla. (Esto en base al artículo. Me encanta añadir cosas jajaja)
    Con lo que quería decir en mi anterior comentario sobre que la perfección es pensar y hacer con el corazón es precisamente eso, la nobleza de un alma se dicta con los hechos.
    Las varas de medir suelen tenerlas las personas, lo que las convierte en subjetivas. Vamos, que no son objetivas prácticamente nunca. Y por lo tanto, suelen ser bastante egoístas.
    El mundo sería mejor sin tanto daño gratuito debido a varas de medir de ese tipo. (Quizá no te haya entendido demasiado bien la expresión, así que si me equivoco o no te he seguido muy bien… Mea culpa. ^^u)
    Bueno, Feliz Miércoles para todos!! =D

  4. A mí entender, lo que vemos y hacemos siempre es desde un prisma subjetivo. Nuestras decisiones y acciones son consecuencia de la experiencia y la forma en la que cada cual la entiende e interioriza.

    A ojos de un extraño (aunque éste sea un gran amigo) es difícil comprender ciertos comportamientos y puede parecer que estamos regalando nuestro tiempo a personas que no lo merecen, pero como todo es subjetivo, es muy difícil saber si realmente esto es así.

    Ya sabes que me encanta leer tus reflexiones Eva 😉

  5. Vara de medir: tratar a todo el mundo por igual, sin prejuicos, ni etiquetas, NADIN ES MÁS QUE NADIE EN ESTA VIDA!!!!!! Ahora bien, si tu tratas bien a alguien y te devuelven ese cariño, con un portazo en las narices y frialdad…qué hacemos ante esa actitud los seres humanos y animales?? Dar esquinazo!!! Por un trato injusto!! Espero haberme explicado con claridad…ozú!!!! Que de tanto subjetivo u objetivo me estoy haciendo un taco!! Parj luego al final llegar al mismo camino!!
    Venga guapos a seguir dialogando que yo ya no veo ni las letras!! Jajajaja
    Hasta pronto!!

  6. Hablamos de lo mismo pues, con palabras distintas.
    “lo que vemos y hacemos siempre es desde un prisma subjetivo. ”
    Me encanta, de esto justo trata mi siguiente artículo. 😉

  7. Gema, a lo que dices de dar esquinazo frente a las malas actitudes, es precisamente eso a lo que me refería con el perfeccionismo. No habría que dar esquinazo si las personas nos tratáramos con el amor que se debiera.

Dejar respuesta