Valora este post

En el artículo de hoy hablaré de uno de los grandes artífices del Tercer Reich, cuya historia, estructura e imagen era contradictoria al ideal de hombre ario que se extendió durante el reinado de Adolph Hitler.

Joseph Goebbels ha sido descrito por historiadores que han desarrollado y examinado su historia y personalidad (entre ellos, su último historiador: Peter Longerish), como un hombre obsesionado por el reconocimiento, que sufría un “trastorno narcisista de la personalidad”. 

La firma de Goebbels – Un narcisista obsesionado con Hitler e incoherente como ejemplo ario - difunde       

Uno de los brazos ejecutores de la política nazi habría de haber sido (al menos idealmente), un alemán de rasgos claros, alto, fuerte, de pelo y ojos claros. Esto último no podía cumplirlo toda la población por motivos genéticos pero al menos era el ideal, (de ahí que muchas mujeres tintasen sus pelos de color rubio).

Aquellos que padeciesen cualquier tipo de tara eran desechados, y como no, todo aquél que hubiese estado o estuviese relacionado con personas de origen judío, sólo tenían un destino.

Sin embargo Goebbels, (y aquí vienen las ironías de la vida), era un hombre bajo, moreno, feo, cojo a causa de una ostiomielitis que sufrió con tan sólo 4 años y una rata, aprovechado y “lame culos” en lenguaje de calle.

No sólo esto, sino que durante su juventud mantuvo relaciones con una mujer de origen judío y mostró ser afín a ideas de izquierda.

goebbles psicópata de la historia

Probablemente bajo la máscara que construyó como ministro de Propaganda, alejado de su poder y de la capacidad de mando que ostentaba bajo este puesto, hubiese sido fusilado o hubiese durado dos días en uno de los campos de concentración.

Una rata poderosa, pero una rata.

Joseph Goebbels, como Ministro de Propaganda, y cercano de Hitler, consiguió un poder incalculable. A pesar de ser descrito como un hombre obsesionado por su imagen y detestado por muchos de los dirigentes de su rango, tuvo más de 30 amantes gracias al poder que le confería su control sobre la industria cinematográfica.

La mayoría de estas amantes accedían a mantener relaciones sexuales con él por fuerza directa o porque sus carreras dependían de él. Aunque sus dotes como buen orador también tuvieron influencia en sus “numerosas conquistas”

¿Podemos aceptar a Joseph Goebbels como un personaje psicópata de la historia? ¿Qué características son atribuibles?

Según el manual de psicología de trastornos de la personalidad “El DSM-V” podemos atender a una serie de características que suelen encontrarse en aquellas personalidades psicopáticas. Si bien no todas han de estar presentes, un gran número de ellas es necesario para poder atribuir este trastorno a una persona.

  1. Insensibilidad
  2. Agresión
  3. Manipulación
  4. Hostilidad
  5. Engaño
  6. Narcisismo
  7. Irresponsabilidad
  8. Imprudencia
  9. Impulsividad

**Mi intención con esta sección no es contar la historia únicamente de estos personajes, sino exponer algunas de sus características para que sea debatido posteriormente el posible trastorno de su personalidad.

Para los amantes de la Grafología, una pista más: la firma de Goebbels (y no la de su personalidad sino su física):

firma de goebbels

¿Algo que resaltar?

Dejar respuesta