Valora este post

Hace más de 20 años, el telescopio especial Hubble nos deleitó con una imagen que asombró y maravilló a partes iguales, por aquel entonces se montó un gran revuelo y, con el tiempo, esta imagen pasó a formar parte de la iconografía popular.

Situada en la Nebulosa del Águila, este conglomerado de gas, polvo e hidrógeno, unido a la radiación ultravioleta que emanaba de las estrellas más jóvenes, daban un halo de belleza distinto a todo lo que se había mostrado hasta el momento.

La imagen original fue tomada en 1995 y el Boom que provocó traspasó fronteras: camisetas, juegos de sábanas… Por un tiempo la astronomía se volvió “cool” a ojos de todo el mundo y fue un pequeño despertar; ahí fuera también hay belleza, hay algo digno de observar.

20 años más tarde, para conmemorar el acercamiento del hombre al Universo, los astrónomos publicaron una nueva imagen, como se hizo por aquel entonces, con la cámara más potente instalada en el Hubble.

Así pues, con una resolución de la imagen dos veces superior, esto es lo que podemos ver:

pilares de la creacion en 2015

Dejar respuesta