Valora este post

La última vez hablé de “Viral” por el tema y no por la película; lo mismo me pasa con esta. Dirigida por Alex y David Pastor y protagonizada por José Coronado, Quim Gutiérrez,  Marta Etura, Leticia Dolera… No puedo decir que sea lo peor que he visto pero no creo que volviera a verla, ni José Coronado que es una apuesta segura mejora una película que, para mi gusto, merecía un poco más de acción.

Ya sé que parece que estoy eligiendo las películas que menos me han gustado, pero recuerdo haber leído un artículo sobre ella en la que se hablaba de los daños producidos por los ordenadores, redes sociales y demás cosas que nos encierran en casa - difunde       .

Para los que no la habéis visto, la historia se centra en una Barcelona prácticamente desierta, ya que los habitantes están encerrados en los edificios y sufren un pánico terrible a salir. Pero la novia de Marc está desaparecida y este decide vencer, o intentarlo al menos, ese terror al aire libre e ir a buscarla.

Como os he dicho antes, en ese artículo asociaban ese encierro al tiempo que le quitamos a pisar la calle por pasar un rato pegados a una pantalla, algo seguramente generacional ya que en la película los hijos de los que están “encerrados” no tienen ningún miedo a salir.

Ahora me gustaría plantearos algo, pero primero debéis olvidar todas las ventajas de las nuevas tecnologías.

¿Creéis que está sucediendo algo parecido en la época que vivimos?

Yo sí lo creo,  no digo un hecho tan exagerado como el que vemos en la película pero sí creo que tendemos cada vez más a escondernos detrás de una pantalla - difunde       , estamos tan pendientes de publicar algo en Twitter que nos olvidamos de vivirlo con la intensidad que merece, grupos de amigos en una cafetería que a la hora de irse realmente han visto más la pantalla de su móvil que los ojos de sus compañeros, no exagero, ayer vi una pareja en una mesa que no se dirigió la palabra en todo el tiempo que estuvieron allí, pero sus móviles echaban humo.

Pero bueno esto puede ser pasajero, cosas que se hacen en un determinado momento y luego las olvidas para recuperar el contacto humano pero, ¿y los niños?  Volved un momento a vuestra infancia y recordad las tardes corriendo por el parque, esos días en los que salías a jugar después de comer y volvías a la hora de cenar con las rodillas destrozadas, o cuando tus amigos llamaban al timbre preguntando si podías bajar a jugar. Ahora siempre hay en medio una pantalla, para desesperación de los padres.

¿No creéis que se nos va de las manos?  ¿O creéis que al igual que en la película esto desaparecerá en futuras generaciones?

¿Crees que dentro de unos años nuestra sociedad estará menos enganchada a la tecnología? - difunde       

Dejar respuesta