Miguel de Cervantes. 1ª Parte: Hombre y mito
4.33 (86.67%) 6 votos

Nos encontramos en el cuarto centenario de la muerte de Miguel de Cervantes. En concreto, falleció el 22 de abril de 1616 y las instituciones están llevando a cabo actos  conmemorativos para honrar al príncipe de las letras españolas.

En un largo artículo, dividido en tres partes, realizaré una pequeña biografía donde expondré los episodios de una vida llena de aventuras, fracasos, reflexiones y luchas del Manco de Lepanto con el objetivo de mostrar cómo vida y obra caminan indisolublemente juntas. ¿Me acompañáis?

Miguel de Cervantes

Nacido en Alcalá de Henares, el único indicio que existe sobre su nacimiento es la partida de bautismo que indica que nació en el año 1547 y que fue bautizado el 9 de octubre. En cuanto a la fecha exacta, la más aceptada entre sus estudiosos es el 29 de septiembre, día de San Miguel, debido a la tradición en la época de llamar a los hijos según el santoral del día de su nacimiento.

Sus padres eran Rodrigo de Cervantes, cirujano menor, y Leonor de Cortinas y fue el cuarto de seis hijos. Miguel, desde pequeño, vivió una vida itinerante por varias ciudades del sur y del centro peninsular. Por los documentos y las investigaciones, Miguel pudo haber estudiado con los jesuitas en Sevilla y en la Universidad de Salamanca.

En plena juventud, en 1569 tuvo que irse a Italia y se sospecha que fue debido a un duelo. En la época, los combates a duelo estaban prohibidos, pero eso no quería decir que no se llevaran a cabo. En el documental “Buscando a Cervantes”, descubrimos que otros autores como Lope de Vega, Quevedo o Calderón también se batieron en duelo. Se sospecha el motivo del duelo debido a un documento en el que el rey Felipe II manda prender a un tal Miguel de Cervantes. No se sabe si esta persona era otro Miguel de Cervantes, pero a día de hoy los cervantistas señalan que el autor y este Miguel son el mismo.

Debido a este episodio, huye a Italia, lugar muy importante, ya que ejercerá en él una gran impresión y beberá los aires renacentistas y humanistas. La serie que trata la vida de Miguel de Cervantes de RTVE relata esta estancia, transmitiendo la imagen de un Miguel pícaro, poeta e intelectual al servicio del Cardenal Acquaviva.

Un año después entró en el ejército español y al año siguiente participó en la Batalla de Lepanto, batalla que él la describe de la siguiente manera: “la más alta ocasión que vieron los siglos pasados, los presentes, ni esperan ver los venideros” en la segunda parte del Quijote. Según las crónicas y los documentos, se sabe que fue una batalla feroz con unas inclemencias climáticas muy duras. En esta batalla, recibió disparos de arcabuz y su mano izquierda salió dañada pero no fue amputada - difunde       , error que mucha gente comete al pensar en la batalla y en el sobrenombre de Miguel, el Manco de Lepanto.

A pesar de tener una mano inútil, siguió en el ejército y viajó por todo el Mediterráneo participando en la conquista de Túnez, (1573), Mesina, Palermo, Nápoles… Su educación con los jesuitas y sus largos viajes aparecerán en todas sus obras, sobre todo, el episodio que nombraré a continuación.

En uno de sus viajes, en 1575 la galera en la que se hallaba cayó presa de los turcos y fue llevado a Argel, comenzando un cautiverio que duró 5 años. La serie biográfica que he citado antes también relata este suceso. Se sabe que intentó escapar varias veces, pero no lo consiguió. Debido a que poseía dos cartas, una firmada por Don Juan de Austria, hijo bastardo de Carlos V, y la otra por el duque de Sessa, sus captores llegaron a pensar que Miguel era un noble o un extranjero de alta alcurnia, con lo que pidieron un rescate de 500 ducados. Su hermano Rodrigo también fue raptado con él y éste consiguió ser liberado dos años después.

Pero Miguel de Cervantes no corrió la misma suerte y tuvo que esperar hasta 1580. El dinero del rescate fue conseguido por su familia y por los monjes de la Orden de la Santísima Trinidad, los trinitarios. En concreto fue Juan Gil, el trinitario que orquestó su rescate.

A su regreso a España, su pasión por las letras y la escena le lleva a hacer sus coqueteos con algunos estrenos de obras dramáticas escritas por él mismo pero con tibios recibimientos. La escena en este momento la dominaba Lope de Vega con una nueva visión como reflejará en El arte nuevo de hacer comedias. Paralelamente, tuvo un romance con Ana de Villafranca de la que nacerá su única hija, Isabel y en este mismo año, 1584, se casará con Catalina de Salazar, matrimonio que resultó un fracaso, aunque como se puede ver en la serie de RTVE se intuye que se mantenían un gran respeto los dos.

En 1585 publica la Primera parte de la Galatea. Égloga. En sus prólogos posteriores indica su pensamiento de escribir una segunda parte, pero finalmente no fue así.

En 1587 se convierte en recaudador de abastos para la futura Armada Invencible (1). Posteriormente, en 1590, solicita un puesto en las Américas, tarela armadaa que también resulta un fracaso. Muchos cervantistas creen que fue una suerte que se le denegara un puesto en las Indias. El tiempo ha demostrado el porqué de esta afirmación.

Siguiendo en su tarea de recaudador, llegamos a uno de los episodios más importante en la vida de Cervantes, puesto que fue acusado injustamente de apropiación de dinero y fue llevado a la cárcel de Sevilla, episodio que tendrá muy en cuenta en sus obras, puesto que conocerá el ambiente de pillería y robo de los bajos fondos. En la cárcel, coincide con Mateo Alemán, escritor de El Guzmán de Alfarache.

Estará preso cinco años, siendo liberado en 1597. Los estudiosos creen que en este periodo de la cárcel, Cervantes ya va ideando su gran obra, la cual terminará en 1604 y saldrá publicada en 1605 bajo el título El ingenioso hidalgo Don Quijote de la Mancha, con un éxito arrollador. Esta obra supone una desmitificación del mito caballeresco al presentar al público todo lo contrario a lo que habría que esperarse con una novela de caballerías.

Hay datos que atestiguan que en el mismo año de la publicación, la obra llegó a las Américas. De esta manera, Cervantes cumplió su sueño de llegar a las Indias, aunque fuera a través de su obra.

En este punto, me gustaría destacar dos aspectos de Miguel de Cervantes

  • Cervantes tiene ya casi 60 años, una edad bastante elevada para la época. Había intentado triunfar a través de la poesía y del teatro y no lo consiguió. En palabras del profesor Jordi Gracia, Cervantes estaba ya en “tiempo de descuento”.
  • Pero por otro lado, el grueso de su obra saldrá publicado en los últimos 10 años de su vida. Frente a la poesía y el teatro, la novela no estaba vista como un medio para ganarse la vida. No estaba tan bien situado este género como los otros dos. Ni siquiera había un vocabulario que ayudara a precisarlo, aspectos que el propio Cervantes se encargará de resolver en sus obras.

En el mismo año de la publicación, sucede delante de la casa de Cervantes un misterio: un hombre es asesinado y detienen a toda la familia y al propio autor, pero son todos liberados al demostrar que no tenían nada que ver.

En 1613, publica las Novelas Ejemplares, un compendio de 12 historias u 11 historias, siendo la última una continuación de la anterior, donde Cervantes trata muchos temas que eran del gusto de la época como el amor, las aventuras… En el prólogo de esta obra, encontramos muchos datos del propio autor, sobre todo, la única descripción que el propio Cervantes hace de sí mismo:MC

Éste que veis aquí, de rostro aguileño, de cabello castaño, frente lisa y desembarazada, de alegres ojos y de nariz corva, aunque bien proporcionada; las barbas de plata, que no ha veinte años que fueron de oro, los bigotes grandes, la boca pequeña, los dientes ni menudos ni crecidos, porque no tiene sino seis, y ésos mal acondicionados y peor puestos, porque no tienen correspondencia los unos con los otros; el cuerpo entre dos estremos, ni grande, ni pequeño, la color viva, antes blanca que morena; algo cargado de espaldas, y no muy ligero de pies; éste digo que es el rostro del autor de La Galatea y de Don Quijote de la Mancha…(2) 

También disponemos del retrato (3) de Juan de Jáuregui, aunque no se sabe a ciencia cierta si el retratado es Miguel de Cervantes a pesar del nombre puesto en la parte superior del retrato.

La siguiente publicación data de 1614 con El viaje del Parnaso, extenso poemario donde Cervantes hace un recorrido por los círculos literarios de su época en un ambiente mitológico.

En este mismo año, Alonso Fernández de Avellaneda publica el apócrifo del Quijote, hecho que enfada y con motivo a Cervantes - difunde       . La identidad verdadera de Avellaneda se desconoce, pero se apuesta a que podría ser Lope de Vega el autor, debido a la enemistad de los dos.

En 1615, la última obra que publicará en vida será El ingenioso caballero Don Quijote de la Mancha. En esta obra, Cervantes dará carpetazo al asunto del apócrifo haciendo interactuar a los propios personajes sobre este tema.

Finalmente, el 22 de abril de 1616 fallecerá el autor y será enterrado en el convento de las Trinitarias Descalzas, hecho que en los últimos años ha suscitado un debate por el misterio de la identificación de sus huesos.

Su mujer, Catalina Salazar, será quien publique de forma póstuma Los trabajos de Persiles y Segismunda. Historia septentrional en 1617. En el prólogo, Cervantes era consciente de que se hallaba en su final y en su lecho, a pocos días de su muerte, escribió la dedicatoria al conde de Lesmos y un curioso prólogo donde observamos a un Cervantes ya cansado de la vida, que espera pacientemente su final.

Hasta aquí, he intentado reflejar los hechos más importantes del escritor más importante de nuestras letras y, creo, de la literatura universal. En las siguientes partes, trataré toda su obra al completo y finalmente, me centraré en las dos partes del Quijote.

Gracias.

Dejar respuesta