RECORDANDO LA EXPOSICIÓN DE CUARTO MILENIO EN MADRID
5 (100%) 4 votos

Con motivo del estreno de la exposición de Cuarto Milenio en Barcelona, desde Archivos del Misterio queremos recordar como fue nuestro paso por la primera exposición que celebró el equipo de Iker Jiménez y a la que tuvimos la suerte de poder asistir.

El despertador sonó a las 4 de la madrugada, y no fue el único esfuerzo que tuvimos que hacer para poder realizar nuestro viaje relámpago a Madrid. Después de obtener el beneplácito de nuestro entorno laboral, ya que viajamos en día entre semana, pudimos hacernos con las entradas para la expo y, por supuesto, con los billetes de avión que, por suerte, compramos a muy buen precio.

El precio de las entradas a la exposición de Cuarto Milenio son de 12 euros (6 euros menores de 10 años) y la podeís obtener aquí.

Tras el despegue y algo más de una hora de vuelo llegamos a la capital española a primera hora de la mañana. Nuestra intención era recorrer sin pausa los lugares más emblemáticos de la capital para, a primera hora de la tarde, visitar la exposición de Cuarto Milenio.

Logramos nuestro objetivo a medias, ya que obviamente nos perdimos muchos de los lugares que nos hubiera gustado visitar.

A las tres de la tarde estábamos tomando un café muy cerca del Palacio de Linares, precisamente en el mismo restaurante en el que se encontraba en ese momento Paloma Navarrete a la que preferimos no molestar ya que parecía estar gozando de divertidos momentos junto a familiares o amigos (un saludo Paloma).

Nuestra hora de entrada a la expo era a las tres y media; entramos puntuales.

Sentimos cierta impresión al darnos cuenta de que estábamos penetrando en las entrañas del conocido Palacio de Linares.

Exposición Cuarto Milenio

Nada más entrar a la exposición se nos recibe con el apartado destacado de la misma: la recreación del salón de estar de la conocida casa de las caras de Bélmez. En ese preciso momento uno se da cuenta del magnífico trabajo realizado por Juan Villa y su equipo de Prometeo Escultura. Uno casi siente estar ahí, en Bélmez de la Moraleda, sin importar el resto de visitantes de la exposición (unos 30 por turno). En esa sección “especial Bélmez” no solo pudimos contemplar la evolución del fenómeno a lo largo de los años sino que también tuvimos ocasión de consultar apuntes e informes elaborados durante la investigación realizada por Cuarto Milenio e Iker Jímenez.

Pero la exposición no solo se limita a ese apartado y es que, como decíamos, una hora se nos antojó corta, muy corta, para sumergirnos a contemplar todo lo que nos ofrecía. A continuación os dejamos con una pequeña galería de imágenes de parte de lo que allí pudimos encontrar.

Ahora la exposición de Cuarto Milenio llega a Barcelona con novedades y la promesa de ser la más siniestra y oscura de las tres realizadas hasta el momento (Madrid, Gijón y Barcelona). Y nosotros, por supuesto, estaremos allí el primer día a primera hora. Al fin y al cabo es una exposicíon única en el mundo. Un lugar con misterio.

La exposición de Cuarto Milenio en Barcelona se celebrará entre los días 17 de septiembre y 1 de octubre en el Teatro Coliseum.

Si os ha gustado lo visto en nuestro artículo no lo dudéis y dadle una oportunidad para ver más y sorprendentes nuevas obras.

Nota: todas las fotografías de este artículo han sido realizadas por Archivos del Misterio, exclusivo propietario de las mismas.

2 Comentarios

  1. También tuve la oportunidad de asistir a la Expo en Barcelona y decir que salimos más que satisfechos. Una experiencia única poder observar la obra de Juan Villa, que gracias al equipo de Cuarto Milenio y al staff , que recorrerá diferentes puntos de nuestro país. No dudo que conseguirán en las siguientes expos, el mismo éxito que en el Teatro Coliseum y en El Palacio de Linares, donde hacían lleno en cada pase. La sorpresa: el catálogo oficial de la Expo. Anaïs Pascual, supo crear y captar con su cámara el misterio envuelto en cada reproducción.

  2. Nosotros tuvimos la oportunidad de estar tanto en la de Madrid como en la de Barcelona y decir que se notaba el paso de los meses.

    Aunque la de Madrid estaba en un lugar privilegiado, la de Barcelona, en cuento a organización y espectacularidad la superaba con creces.

    En cualquier caso, exposición 100% recomendable, esté donde esté.

    Gracias por tu opinión Olga 😉

Dejar respuesta