¿Sabías que… EL ORIGEN DE LA CRUZ INVERTIDA NO ES SATÁNICO?
3 (60%) 1 voto

Hoy en día la cruz invertida se asocia al demonio, al culto a Satán. Muchos cristianos desconocen el verdadero origen de la cruz invertida, e incluso algunos miembros de la iglesia tampoco (tiene tela esto), pero nada tiene que ver con lo demoníaco.

En sus orígenes la cruz invertida era un símbolo religioso atribuido al apóstol Pedro. Cuando éste fue crucificado, pensó que no era digno de morir de la misma forma en la que lo hizo el creador y profeta del cristianismo, su maestro: Jesús de Nazaret. Así que, como última voluntad, pidió que fuera crucificado cabeza abajo.

jesus y sus apostoles

Tal hecho, por cierto, hizo que su muerte fuera mucho más rápida y por lo tanto el dolor al que fuera sometido, aunque intenso, también fue más breve.

¿Por qué la crucifixión boca abajo lleva a una muerte más rápida?

Al encontrarse boca abajo, nuestro corazón tiene que bombear la sangre hasta una altura a la que no está acostumbrado, por lo que el esfuerzo que debe realizar es mayor. ¿Esto a que nos lleva? Pues a que la zona más baja de nuestro cuerpo, en éste caso la cabeza, esté sometida a una presión más grande.

Pero existe un problema añadido a todo esto, y es el hecho de que la gravedad impide que, una vez la sangre llega al cerebro, ésta pueda fluir y distribuirse correctamente, también le es más difícil hacer el camino de vuelta para su depuración. Si no llega sangre “fresca”, nuestras neuronas no reciben el oxígeno necesario por lo que los vasos sanguíneos se dilatan buscando la llegada de más sangre y oxígeno al cerebro.

Y bien es verdad que se consigue, pero el precio es muy alto pues esto hará que la presión aumente aún más. Esto en lenguaje médico se traduce en edema cerebral, hipoxia, isquemia y, finalmente, en la muerte cerebral.

¿Invertir la cruz fue un ardid del apóstol Pedro para que su sufrimiento no se prolongara por días? - difunde       

 

Esto nunca lo sabremos, lo que sí ya sabes, es el orígen de la cruz invertida… Y que es mejor tener los pies. 😉

Dejar respuesta