TU GRAN ENEMIGO: EL MIEDO
3.67 (73.33%) 3 votos

El miedo es un sentimiento muy común. En muchas ocasiones nos mantiene a salvo de situaciones que podrían acabar mal para con nuestra persona. El miedo está liderado por el sistema simpático de nuestro cerebro, el cual, mediante una liberación de hormonas, nos impulsa a huir para mantenernos a salvo. El miedo a veces es bueno. - difunde       

Pero otras veces el miedo es una simple pérdida de honor, un miedo que lo lideran pensamientos que no son líderes de nuestra personalidad, el cual nos lleva a perder completamente el poder en una situación que, mediante las palabras justas, podría llevarnos a coronar la cima de cualquier situación ingrata que nos pudiera estar sucediendo.

Ese miedo es malo y si, además, sumamos esa pérdida de control sobre nuestros derechos, a una falta de amor propio y orgullo herido, nos convierte en la persona que nunca querríamos ser. En una persona cobarde.

Miedo-Pasillo

¿Y tú? ¿Qué tipo de persona eres? - difunde       

¿Eres de las que lucha por las causas justas a pesar de los probables derribos y maltratos a tu persona? ¿O eres de las que bajan la cabeza, asienten e intentan disimular que nada ha ocurrido, para que todo siga siendo igual? ¿Para que esa persona siempre siga teniendo un poder ajeno sobre ti y todo lo que le pueda circundar… incluso otras personas?

En la historia de la humanidad ya estudiamos el comportamiento de los grandes dictadores, los cuales, en el presente, todavía siguen existiendo debido a un miedo grupal, el miedo de una comunidad, de un pueblo.

Esto podría llevarte a pensar: ¿el miedo nos mantiene vivos en estos casos también?

Vivo puede ser, tu corazón late, pero ¿y tu amor propio? ¿tú libertad? ¿tu dignidad? Una vida muerta no es digna. Ese miedo, en ese contexto, es tu enemigo y amigo del que te somete.

Al final eres tú el que eliges, tanto si eres el maltratado, como el maltratador. “Aguantar” no es una opción.

Dejar respuesta